Uniendo nuestras voces en pos del Tercer Sector

Entradas etiquetadas como ‘actos de solidaridad’

En la Semana del Amor y la Amistad

En la Semana del Amor y la Amistad

 Por: Lilly Zeller

Muchos desconocen que se celebra la Semana de Actos Solidarios del 12 al 18 de febrero, donde también celebramos el  Dia de San Valentín,  a su vez conocido en muchas partes de América Latina como el  Dia del Amor y la Amistad. Vemos y sentimos el alto grado de comercialización de ésta semana. Promociones especiales abundan para celebrar esta semana. Se venden billones de dólares en chocolates, ropa, prendas, decoraciones, galletas, tarjetas; en fin, cuanto regalo  nos podemos imaginar para celebrar esta semana. Nos tientan a todos a pensar que tenemos que dar dinero o comprar un regalo para “probar” nuestros sentimientos.  Encontramos cientos de corazones rojos y rosados por doquier.

Desde el Tercer Sector les ofrecemos alternativas distintas para celebrar y compartir durante esta semana. Muchos de estos actos solidarios, como podrán ver….no cuestan nada, pero valen un millón. ¿Por donde podemos comenzar? Algunos de los actos solidarios sencillos que podemos  llevar a cabo son: 

  • Comprar un almuerzo y entregarlo a una persona sin hogar
  • Considerar donar algo a la causa caritativa de nuestra preferencia
  • Crear nuestro propio acto solidario original
  • Donar parte de nuestro guardarropa  profesional para alguien que lo necesite
  • Donar horas voluntarias  a alguna causa
  • Donar sangre o plaquetas
  • Envíe un detallito como tarjetitas hechos a mano a un hogar de ancianos, niños, u hospital  mas cercano que tenemos
  • Escuchar a alguien: Regalemos ese tiempo para que el otro hable y exprese su sentir
  • Expresar nuestro agradecimiento a alguien
  • Hacer algo en pos de mejorar el medioambiente
  • Hacer algo por alguien que no espera nuestra ayuda, por mas sencillo que parezca
  • Hacer un acto “secreto” de solidaridad, sin decir nuestro nombre, y solo pedir que hagan un acto solidario para otro de manera anónima también (del concepto Pay it Forward)
  • Hacer un regalo u donación a una institución en honor de otra persona viva o fallecida
  • Hacer una llamada telefónica inesperada
  • Llevar comida o una meriendita a alguien que vive solo
  • Regalar afecto hasta con un abrazo u apretón de manos
  • Regalar alegría a través de una historia, cuento o canción 
  • Regalar silencio
  • Regalar un complemento verbal como “buenos días” o “gracias”
  • Regalar un detallito sencillo hecho a mano a alguien con una notita con mensaje inspirador
  • Regalar una planta y/o ayudar a sembrar un huerto casero
  • Ser compasivo con algún animal abandonado

Mientras más espontáneos los actos solidarios que llevemos a cabo, mas recordados serán. Todos estos actos solidarios pueden ser considerados también como parte de nuestro RSP (Responsabilidad Social Personal). Todos hemos escuchado de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), pero… ¿que tal de cada uno de nosotros en nuestro carácter personal? A través del RSP (Responsabilidad Social Personal), podemos reconocer como nuestras acciones pueden tener un impacto positivo y proactivo sobre las demás personas. Es otra manera de pensar en hacer para los demás lo que nos gustaría que hicieran para nosotros. Estos ejemplos de acciones solidarias son  contagiosos. Son un verdadero “ganar/ganar”. Nos hacen sentir bien porque hemos hecho algo por otros y las personas se benefician de  actos solidarios genuinos. A su vez, contribuimos a crear una mejor comunidad, una acción a la vez. Nuestras comunidades y pueblos se convierten en mejores lugares con nuestros actos de solidaridad. Las personas rara vez olvidan estos pequeños detalles.

 Nunca debemos subestimar el impacto de un acto de solidaridad. El sabio Esopo, cuyas fábulas contienen enseñanzas morales, no doctrinales escribió…“Ningún acto de bondad, no importa cuan pequeño, es desperdiciado”.

Esta semana conversaba con una gran amiga que  compartió conmigo la manera que celebró el último cumpleaños de uno de sus hijos. En vez de una avalancha de regalos para el niño, sus amiguitos hicieron donaciones para la Red de Varamiento de los Manatíes en Puerto Rico.  Fue una experiencia inolvidable, tanto para el niño como para cada uno de sus amiguitos. De esto es lo que se trata. Algo que marcará la vida de cada uno de los participantes, y se convierte en parte de un legado solidario que comparten los padres. ¡Un regalo ideal!

Con cada uno de estos ejemplos e ideas, se rompe con la excesiva comercialización y a su vez, surgen posibilidades de hacer regalos distintos, ya sean a través de donaciones o de actos solidarios. No tenemos que hacer estos actos en febrero solamente, pero es un buen momento para comenzar a llevarlos a cabo. Comencemos en la Semana de Actos Solidarios, y contagiemos a otros a hacer lo mismo. Este es uno de los mejores regalos y ejemplos que podemos dejar para futuras generaciones; un legado de solidaridad, un regalo de amor, que no es otra cosa que amor a la humanidad…Otra manera de promover la filantropía y la solidaridad.

Esta ha sido la vivencia de mi esposo y mio, por los últimos años.  Ha sido muy gratificante para nosotros, y nos hace valorizar lo que es verdaderamente importante. Les sugiero dejarle una copia de esto a tu ser querido, para darle una idea de algunos de los regalos solidarios que podrían hacer esta semana. Les aseguro que les llenará de mucha pasión, de la pasión por hacer un gesto solidario para otra persona.

¡Feliz Semana de Actos de Solidaridad y del Amor y la Amistad!

 

La bloguera de esta sección preside  una organización del Tercer Sector. Para comunicarse, llame al  787-644-7037 o escriba a: hablandodefilantropia@yahoo.com                                                                                          www.thirdsectorawareness.com    www.hablandodefilantropia.com     www.catspr.net      http://infotsa.wordpress.com

 

  

 

Anuncios

Temporal, temporal… Allá viene el temporal

 Temporal, temporal… Allá viene el temporal

Por: Lilly  Zeller

 No podemos bajar la guardia de la época de huracanes. Recordemos que los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes nos habían  informado que el resto de esta temporada de huracanes iba  a ser muy activa. Así es que no podemos perder de perspectiva a lo que nos podemos enfrentar en este mes y meses por venir.  Acaban de pasar “Earl”, “Fiona”, y “Gastón”. “Igor” viene de camino y “Julia” también. Aunque no nos afecte directamente un embate de huracán, las bandas de lluvia y los vientos huracanados, pueden dejar sus secuelas, tal como hemos visto en el pasado.

Reconocemos también como voluntarios del Tercer Sector  representativos de  la Cruz Roja  y el Ejército de Salvación (Salvation Army) ya se encuentran activadas para comenzar a trabajar con las personas que podrían ser desplazadas y en necesidad. Se encuentran también activadas un grupo del Tercer Sector reunidas bajo OVAD. Las organizaciones de OVAD (Organizaciones Voluntarias Activas en Desastre) son  organizaciones  sin fines de lucro y se activan en momentos de desastres. Bajo OVAD, las ayudas son coordinadas efectivamente y como resultado de esto,  no se duplicaban esfuerzos y la entrega de productos y servicios en  una sola área geográfica, mientras otras necesidades o áreas importantes no son cubiertas.  

Ante la curiosidad, busqué el significado de ovad,  y me encontré con que significa “sirviendo”… eso es exactamente lo que hacen las organizaciones afiliadas a OVAD. Este organismo se dedica a  la promoción de la cooperación, mitigación, coordinación y comunicacion entre agencias, organizaciones y grupos activos en desastres. Estos grupos son los que proveen ayuda a personas afectadas por emergencias o desastres naturales, tecnológicos, o desastres intencionales. Todos trabajan para evitar duplicidad de servicios.

El Presidente del Ejército de Salvación, el Sr. Miguel Rivera es el coordinador estatal en Puerto Rico. Algunas de las organizaciones representativas de OVAD en la isla son: AARP (American Association of Retired Persons), Clubes de Leones, el Colegio de Trabajadores Sociales, la  Cruz Roja Americana de Puerto Rico y el  Ejército de Salvación, entre otros.

Le invitamos a conocer mas de OVAD  y a que consideren colaborar o contribuir con  la labor que estarán haciendo con motivo del paso de huracanes, u otro tipo de desastre. El número de contacto del director de OVAD es el 787-999-7000 y su correo electrónico es miguel.rivera@use.salvationarmy.org.Para mas información sobre  OVAD, le invitamos a que visite la siguiente pagina, sus enlaces  y teléfonos en la  página web www.catspr.net/index/OVAD_Organizaciones_Voluntarias_Activas_en_Desastres.html.

No obstante, lo que cuenta es que participemos y realicemos actos de solidaridad, porque a veces por pequeño que parezcan,  sirven para levantar el espíritu de  personas afectadas por los embates de la madre naturaleza.

La autora preside  una organización del Tercer Sector y es conductora de un programa radial. Puede comunicarse con ella en hablandodefilantropia@yahoo.com o llamando al 787-644-7037. www.catspr.net     www.hablandodefilantropia.com

Con vergüenza ajena

Con vergüenza ajena

Por: Lilly Zeller

Siento una vergüenza ajena profunda, porque veo tan poca solidaridad para con la gente de Culebra. ¿Qué pasaría si son afectados por otro fenómeno atmosférico este año? Para desgracia los dos principales medios de transportación se ven afectados con la cancelación de los vuelos comerciales por la FAA hacia las islas municipio y por la problemática de la transportación marítima entre las islas.

Camino a Culebra

 La llegada de “Earl” era inminente y se hablaba que “Fiona” y “Gastón” le seguían los pasos. “Earl” ya había sido reconocido como un huracán categoría dos. Múltiples islas se encontraban en su camino; entre las cuales se encontraban nuestras islitas, Culebra y Vieques y la “Isla Grande” de Puerto Rico. Hubo daños materiales, pero éstos son muy pocos en comparación a otros fenómenos naturales. Se fue la luz y fueron afectados miles de personas, muchos tuvimos que botar todos los alimentos de nuestras neveras, porque las reconexiones de electricidad no se podían hacer con prontitud. No obstante esta incomodidad es pasajera al lado de lo que experimenta el pueblo de Culebra.

 Culebra y Vieques se vieron afectados con escombros por doquier, y algunos daños a casas particulares, pero lo más preocupante es el aparente colapso de la infraestructura del muelle de Culebra. Debido a esto, encima de que las lanchas de pasajeros están dañados y fuera de servicio, ahora el muelle de pasajeros no funciona. Se comentaba en voz alta en Fajardo que el edificio del muelle de Culebra había sido “condenado”, y no podría ser usado. ¿Hasta cuando?

 Lo que me motiva a escribir esta entrada al blog es la vergüenza ajena que sentí en el muelle de Fajardo, esperando junto a cientos de culebrenses, poder llegar a la isla de Culebra. Culebra es parte de nuestra vida por mas de 28 años, junto a este pueblo, hemos vivido momentos de gran alegría y gran dolor, en especial los momentos de desastres naturales como “Hugo”, Georges” y “Marilyn”. En el muelle de Fajardo, viví en carne propia, la triste e injusta realidad para este pueblo una vez mas. En medio de la frustración de no poder llegar a sus hogares se encontraban personas que habían llegado a la “Isla Grande” en la madrugada para acudir a sus citas médicas, terapias, diálisis, y otros para comprar algunos articulos que no pueden conseguirse en la isla municipio. Me entristeció ver una joven madre recién parida con su bebé de dos días, esperando por más de 8 horas, llegar a Culebra con su preciosa niña. Ella, junto a sus familiares, esperaba con resignación en una esquina del muelle a que llegara el ferry. A nuestro lado, un envejeciente, que salía de su sesión de diálisis, y que repite esta odisea por mar tres veces a la semana. Múltiples residentes tiene que ir diariamente de Culebra a Fajardo para recibir terapias en la espalda. Niños, ancianos, estudiantes, todos esperando… resignados, frustrados y algunos hambrientos y sin dinero adicional para alimentarse.

Muchos culebrenses conversaron conmigo (con condición de anonimato), del sufrimiento como pueblo, de la falta de solidaridad e interés de los oficiales gubernamentales en ayudarles a resolver todo tipo de servicios, en especial, aquellos relacionados a la salud y calidad de vida. Con tristeza mas de uno indicaba de que eran “tratados como ciudadanos de tercera categoría”, de las deficiencias en el servicio del transporte marítimo, de la cancelación de los vuelos hacia la isla y de las limitaciones de todo tipo que tienen. Podría escribir páginas enteras de las vivencias que compartieron conmigo durante esas ocho largas horas de espera en el muelle de Fajardo. No es justo que una abuela, a las 11 de la noche, tenga que acostar en el piso del ferry a sus dos nietos…No es justo que las personas no puedan tener un descanso apropiado, ni una comida decente en una hora apropiada, en espera de transportarse a su hogar. No es justo, que llegaran a sus hogares en Culebra en la madrugada, algunos teniendo que repetir la misma odisea en unas horas…No es justo, que tuviera que salir nuevamente el ferry hacia Fajardo con todos los que quedaron desplazados en Culebra en horas de la madrugada…

¿Cuáles son las prioridades de los gobernantes de turno? ¿Por qué se queda Culebra siempre atrás, olvidada? Se supone que se busca mejorar la calidad de vida de los viequenses y culebrenses…pero todo parece ser de boca. No obstante, puedo dar fe de que conozco de dos organizaciones del Tercer Sector de la “isla grande” que colaboran en ayudar a mejorar la calidad de vida de los residentes de esta isla municipio. Estos son Consultcom y Nuestra Escuela. Necesitamos mas ayuda solidaria como la de estas organizaciones que empodera a los participantes y que trasciende el trabajo de los políticos de turno.

Recordemos que la ayuda solidaria humanitaria no tiene fronteras y puede manifestarse de distintas maneras. Es un excelente momento para tanta gente que ha disfrutado de la belleza y hospitalidad de Culebra de colaborar con ellos en ayudarles a solucionar estos problemas. Ejemplos de esto puede ser llevando alimentos, ayudando en la limpieza y reconstrucción, conversando y escuchando a la gente, llevando alegría y dando apoyo y fortaleza a los más necesitados para que sigan adelante.

Como un acto de solidaridad, podemos verificar las condiciones en las que se encuentran nuestros amigos y vecinos culebrenses, por si alguno de ellos necesita ayuda inmediata. Podemos identificar quien en la comunidad se encuentra sola o solo, y orientarlos y colaborar con ellos en momentos de confusión y necesidad. Cada vez que surge este tipo de desastre natural las personas mayores y los niños son los que sufren mayor ansiedad. Tambien podemos contribuir ayudando a limpiar los escombros que dejó el paso de “Earl”. Tenemos una excelente oportunidad para fomentar más ejemplos de civismo y solidaridad entre nosotros, en especial con las nuevas generaciones que no han tenido la experiencia de vivir un huracán u otro tipo de desastre.

No pensemos solo en Culebra, cuando queden “atascados” los turistas camino a Culebra en los fines de semana largos, mas bien, pensemos en su cruda realidad, día a día, que ahora se empeora con la falta de muelle y embarcación. Busquemos soluciones para aliviar al pueblo culebrense…ya! Lo que cuenta es que participemos y realicemos actos de solidaridad, porque a veces por pequeño que parezcan, sirven para levantar el espíritu de las personas afectadas por los embates de la madre naturaleza.

La autora preside una organización del Tercer Sector y es conductora de un programa radial. Puede comunicarse con ella en hablandodefilantropia@yahoo.com o llamando al 787-644-7037. http://www.catspr.net www.hablandodefilantropia.com

Nube de etiquetas