Uniendo nuestras voces en pos del Tercer Sector

Entradas etiquetadas como ‘fundraising’

Fundraising … ¿pa’ que? y ¿pa’ quién?

Fundraising … ¿pa’ que? y  ¿pa’ quién?

Por: Lilly Zeller

Ya sea para comprar  alimentos para las personas sin hogar,  arreglar un techo roto o conseguir materiales necesarios para alguna organización sin fines de lucro, se identifican diversos  tipos  de necesidades reales y existentes. El dilema consiste en  ¿cómo conseguir los chavos?

Y los chavos  ¿dónde están? Esto nos recuerda un popular comercial de la época de los ‘70. La recaudación de fondos o “fundraising”  como también se le conoce, es muy importante para las organizaciones sin fines de lucro que necesitan complementar fondos para poder llevar a cabo su misión y visión. Cuando uno recauda fondos, mas allá de los “chavos”  (o dinero) que se colecta, se desarrollan destrezas  de liderazgo, especialmente si se hace alguna recaudación de fondos  con los niños e niñas. Pensemos en el caso de la venta de las galletas de las Niñas Escuchas, donde además de coordinar las órdenes de las galletas, venta y entrega, tienen una lección en responsabilidad y de liderazgo. Además se trabaja en camaradería y en equipo. Se siente una satisfacción personal en saber que se ha contribuido a una causa mayor, en especial si es para ayudar en tiempo de una tragedia, tal como la ayuda enviada a nuestros hermanos haitianos después del terremoto.

El trabajar en un “fundraising” es una manera de estar identificado con una causa. Se trata de recaudar fondos desde los bazares, bingos, carnavales, cenas,  conciertos, eventos especiales, galas  y lavado de automoviles, solicitudes de dinero por correo y teléfono, subastas y hasta la venta de  dulces, chocolates, galletas  y todo tipo de productos y servicios. Cada año se las ingenian las organizaciones para recaudar fondos de una forma novel y creativa.  Chavito a chavito, se unen fondos para diversas causas.

Recordemos siempre que por cada dólar que se invierte en una organización sin fines de lucro, si ese trabajo o servicio es ofrecido por el gobierno, la inversión tendría que ser de $7 a $11. Y sin embargo, es tan difícil lograr esa inversión para organizaciones del Tercer Sector. A veces es injusto también que se hacen grandes aportaciones a organizaciones sin fines de lucro grandes y muy conocidas, mientras las más pequeñas, que también están haciendo una labor impactante y con total transparencia, se le hace tan difícil recaudar fondos, conseguir donantes y auspiciadores. 

¿Qué  motiva a los donantes? Son varias las motivaciones a ser un donante, desde hacer un acto solidario,  de promover sus creencias hacia una causa o situación, para una deducción de impuestos y hasta por salir en las páginas sociales.

 La que más me preocupa es cuando se hace una donación  por un “quid pro quo”, como suele a pasar con donantes de los partidos políticos. Con estos dineros, se pagan desde defensas legales, y cuanto gasto tienen los candidatos políticos. Surge todo tipo de “fundraising”…con grandes ganancias y costos mínimos.

A mí me cuesta tanto entender como es  tan fácil recaudar para los partidos políticos y los candidatos y a la vez tan difícil recaudar para las organizaciones del Tercer Sector. De la nada aparecen  miles de dólares para los candidatos políticos y los partidos. Con poquitas actividades, y con pocos participantes, se amasan miles de dólares en unas horas. Ejemplo de ello lo hemos visto en las últimas semanas, tanto para candidatos locales y nacionales. Lavatones….llamadas recaudaciones de “peso a peso”,  recaudando cientos  de miles de dólares…cuyos  fondos van a parar a las arcas ¿pa’ qué? ¿pa’ quién? ¿para comprar influencias?¿para campañas?

A mí me gustaría que más personas consideraran  donar al Tercer Sector, a la causa de su preferencia, en vez de hacer  tanta donación que va a las arcas políticas…La transparencia de  la inversión de su donación está allí, y además ayudamos a que la causa pueda continuar llevando a cabo su misión. Deseo ver que los círculos de conexiones de donaciones se extienden para ayudar a subsistir a las organizaciones sin fines de lucro. Aún estamos a tiempo en el 2010, sería una excelente idea dar un regalo distinto este año. En vez de dar un regalo a una persona, podríamos considerar  hacer una donación  o regalo en su nombre, a la causa de preferencia de esa persona. A lo mejor tienen un hijo con esa condición, o han tenido un familiar (o ellos mismos) padeciendo de cierta enfermedad. En fin, las posibilidades son variadas.

Quisiera ver cambiado esta realidad de recaudación de fondos y quisiera que surjan más donaciones a favor del Tercer Sector. Es un sueño, que espero se convierta algún día en una realidad. ¡Vamos a invertir en el Tercer Sector! ¡Vamos a invertir en nuestro pais!

La autora preside  una organización del Tercer Sector y es conductora de un programa radial. Puede comunicarse con ella en hablandodefilantropia@yahoo.com o llamando al 787-644-7037. www.catspr.net     www.hablandodefilantropia.com     

Nube de etiquetas