Uniendo nuestras voces en pos del Tercer Sector

Entradas etiquetadas como ‘recaudación de fondos’

La piña… ¿está agria para todo el mundo?

Por: Lilly Zeller 

Uno de nuestros refranes comunes es “la piña está agria”, que significa que los tiempos están difíciles, que la economía está en un estado precario y que no hay dinero o recursos. El mundo entero  se encuentra atravesando una época económica muy difícil. Pero nuevamente pregunto…la piña ¿está agria para todo el mundo? A  nosotros en el Tercer Sector nos parece que no. A pesar que se habla tanto de estos tiempos económicos difíciles, vastas sumas de dinero llegan semanalmente a los políticos de turno y nuevos candidatos.

Vemos como entran  a granel donativos para candidatas y candidatos políticos. Escuchamos semanalmente de recaudaciones de fondo con gran variedad de costos para desayunar, almorzar, asistir a   cocteles o para cenar con los candidatos políticos. A su vez, se recaudan muchos  fondos  en casas particulares. Los actos políticos colectivos recaudan miles de dólares en una sola actividad. Entre bailecitos, bingos, fiestas de cumpleaños y un sinfín de modalidades de recaudación, aumentan las arcas políticas de una manera increíble. Fluyen  miles de dólares para candidatos locales e inclusive, para los políticos del exterior. Las campañas políticas millonarias  recién comienzan a escucharse y sentirse por  los diversos medios de comunicación.

 Sin embargo, los asiduos donantes para los partidos políticos piensan y repiensan, consideran y reconsideran la posibilidad de hacer donaciones a organizaciones sin fines de lucro, muchas veces dentro de sus mismas comunidades. Cientos de organizaciones del Tercer Sector día a día hacen “de tripas corazones”, para mantenerse a flote con la misión que representan. Que conste, me refiero a las organizaciones “bonafides”, no como algunas que se escudan detrás del nombre de organización sin fines de lucro, para lucrarse, o promover agendas escondidas.

 ¿Qué prefieres como persona? ¿Invertir  tus pesos en una donación de una campaña política, o sabiamente invertir en un programa que contribuye con mejorar calidad de vida, donde los colores políticos no importan? Al final, reconozcamos adonde va la gran mayoría de los fondos recaudados en la política, ¿a la causa?

 Ah….olvidaba que los partidos políticos tienen cuentas por pagar. Vemos como los recaudadores políticos levantan fondos, de una manera tan fácil. Lo que no podemos entender es cuan difícil se le hace a esta misma gente  donar fondos también para causas meritorias. Deja un mal sabor que aparezcan tantos chavos para la política, y no para causas meritorias. Muchas veces las organizaciones del Tercer Sector  han tenido que cesar operaciones, o dejar de impactar a más personas con necesidades por falta de fondos o recursos. Para estas organizaciones del Tercer Sector, la piña está agria de verdad.

 Para colmo, la modalidad de recaudaciones fraudulentas a nombre de causas bonafides, sigue en aumento. Personas  inescrupulosas representan falsamente a organizaciones bonafides. Uno de los ejemplos mas recientes de esto surgió con la organización sin fines de lucro Fundación Cabecitas Rapadas, donde personas estaban lucrándose a nombre de esta importante organización que se dedica a ofrecer servicios para niñas e niños con cáncer.

 Nos gustaría que se considere establecer algún tipo de legislación para contrarrestar estos actos delictivos.  No obstante, también es imperante que el donante  se asegure que la donación va al lugar indicado, y no a “arcas personales”. Consideren hacer cheques en vez de hacer donaciones en efectivo, para evitar fraude. Y, sobre todo, consideren donar más a causas que beneficien a una comunidad en su totalidad  en vez de hacer tantas donaciones  a los políticos de turno en el 2012.  Aprovechemos los cambios en la ley  para deducciones. Invierte en mejorar calidad de vida para el país, y no para aumentar las arcas de los partidos políticos.

  

La bloguera de esta sección preside  una organización del Tercer Sector. Para comunicarse, llame al  787-644-7037 o escriba a: hablandodefilantropia@yahoo.com         www.thirdsectorawareness.com     www.hablandodefilantropia.com      www.catspr.net      http://infotsa.wordpress.com

Anuncios

Fundraising … ¿pa’ que? y ¿pa’ quién?

Fundraising … ¿pa’ que? y  ¿pa’ quién?

Por: Lilly Zeller

Ya sea para comprar  alimentos para las personas sin hogar,  arreglar un techo roto o conseguir materiales necesarios para alguna organización sin fines de lucro, se identifican diversos  tipos  de necesidades reales y existentes. El dilema consiste en  ¿cómo conseguir los chavos?

Y los chavos  ¿dónde están? Esto nos recuerda un popular comercial de la época de los ‘70. La recaudación de fondos o “fundraising”  como también se le conoce, es muy importante para las organizaciones sin fines de lucro que necesitan complementar fondos para poder llevar a cabo su misión y visión. Cuando uno recauda fondos, mas allá de los “chavos”  (o dinero) que se colecta, se desarrollan destrezas  de liderazgo, especialmente si se hace alguna recaudación de fondos  con los niños e niñas. Pensemos en el caso de la venta de las galletas de las Niñas Escuchas, donde además de coordinar las órdenes de las galletas, venta y entrega, tienen una lección en responsabilidad y de liderazgo. Además se trabaja en camaradería y en equipo. Se siente una satisfacción personal en saber que se ha contribuido a una causa mayor, en especial si es para ayudar en tiempo de una tragedia, tal como la ayuda enviada a nuestros hermanos haitianos después del terremoto.

El trabajar en un “fundraising” es una manera de estar identificado con una causa. Se trata de recaudar fondos desde los bazares, bingos, carnavales, cenas,  conciertos, eventos especiales, galas  y lavado de automoviles, solicitudes de dinero por correo y teléfono, subastas y hasta la venta de  dulces, chocolates, galletas  y todo tipo de productos y servicios. Cada año se las ingenian las organizaciones para recaudar fondos de una forma novel y creativa.  Chavito a chavito, se unen fondos para diversas causas.

Recordemos siempre que por cada dólar que se invierte en una organización sin fines de lucro, si ese trabajo o servicio es ofrecido por el gobierno, la inversión tendría que ser de $7 a $11. Y sin embargo, es tan difícil lograr esa inversión para organizaciones del Tercer Sector. A veces es injusto también que se hacen grandes aportaciones a organizaciones sin fines de lucro grandes y muy conocidas, mientras las más pequeñas, que también están haciendo una labor impactante y con total transparencia, se le hace tan difícil recaudar fondos, conseguir donantes y auspiciadores. 

¿Qué  motiva a los donantes? Son varias las motivaciones a ser un donante, desde hacer un acto solidario,  de promover sus creencias hacia una causa o situación, para una deducción de impuestos y hasta por salir en las páginas sociales.

 La que más me preocupa es cuando se hace una donación  por un “quid pro quo”, como suele a pasar con donantes de los partidos políticos. Con estos dineros, se pagan desde defensas legales, y cuanto gasto tienen los candidatos políticos. Surge todo tipo de “fundraising”…con grandes ganancias y costos mínimos.

A mí me cuesta tanto entender como es  tan fácil recaudar para los partidos políticos y los candidatos y a la vez tan difícil recaudar para las organizaciones del Tercer Sector. De la nada aparecen  miles de dólares para los candidatos políticos y los partidos. Con poquitas actividades, y con pocos participantes, se amasan miles de dólares en unas horas. Ejemplo de ello lo hemos visto en las últimas semanas, tanto para candidatos locales y nacionales. Lavatones….llamadas recaudaciones de “peso a peso”,  recaudando cientos  de miles de dólares…cuyos  fondos van a parar a las arcas ¿pa’ qué? ¿pa’ quién? ¿para comprar influencias?¿para campañas?

A mí me gustaría que más personas consideraran  donar al Tercer Sector, a la causa de su preferencia, en vez de hacer  tanta donación que va a las arcas políticas…La transparencia de  la inversión de su donación está allí, y además ayudamos a que la causa pueda continuar llevando a cabo su misión. Deseo ver que los círculos de conexiones de donaciones se extienden para ayudar a subsistir a las organizaciones sin fines de lucro. Aún estamos a tiempo en el 2010, sería una excelente idea dar un regalo distinto este año. En vez de dar un regalo a una persona, podríamos considerar  hacer una donación  o regalo en su nombre, a la causa de preferencia de esa persona. A lo mejor tienen un hijo con esa condición, o han tenido un familiar (o ellos mismos) padeciendo de cierta enfermedad. En fin, las posibilidades son variadas.

Quisiera ver cambiado esta realidad de recaudación de fondos y quisiera que surjan más donaciones a favor del Tercer Sector. Es un sueño, que espero se convierta algún día en una realidad. ¡Vamos a invertir en el Tercer Sector! ¡Vamos a invertir en nuestro pais!

La autora preside  una organización del Tercer Sector y es conductora de un programa radial. Puede comunicarse con ella en hablandodefilantropia@yahoo.com o llamando al 787-644-7037. www.catspr.net     www.hablandodefilantropia.com     

Nube de etiquetas